21 °C Cloudy Rabat

Noticias
Miércoles 8 Mayo 2019

Una asociación argentina condena la represión brutal ejercida por el "polisario" en los campamentos de Tinduf

Síntesis vocal
Una asociación argentina condena la represión brutal ejercida por el

La Asociación de Amigos del Reino de Marruecos en Argentina (ASAMIMARG) condenó, el lunes, la represión brutal llevada a cabo por el "polisario" contra los secuestrados de los campamentos de Tinduf, donde están sometidos diariamente a diversas formas de tortura y privación de sus derechos fundamentales.

La comunidad internacional en su conjunto está llamada a actuar para garantizar el pleno respeto de los derechos humanos en Tinduf y velar por la aplicación de mecanismos adecuados para el censo de las poblaciones de estos campamentos, indicó la asociación argentina en un comunicado, llamando a poner fin al silencio cómplice de la comunidad internacional, que ha permitido al "polisario", durante cuatro décadas, mantener a los saharauis en campamentos que carecen de condiciones de una vida decente.

La Asociación, que comprende a académicos, investigadores, políticos, profesionales de los medios de comunicación, economistas y expertos, así como juristas y parlamentarios, añadió que el "polisario" intentaba mantener el conflicto regional en torno al Sáhara marroquí para justificar su existencia como un grupo armado que explota la ayuda humanitaria internacional a fin de enriquecerse a expensas del sufrimiento de los secuestrados.

Añadió que estos ciudadanos marroquíes deberían poder regresar a su país de origen, Marruecos, para vivir con dignidad en las provincias del sur, en el marco de la iniciativa de autonomía propuesta por el Reino para poner fin al conflicto regional, que ha durado demasiado tiempo.

La Asociación argentina también hizo un llamamiento a las Naciones Unidas y a las organizaciones de defensa de la libertad y los derechos humanos para que pongan fin a la represión del "polisario" en los campamentos de Tinduf y garanticen el ejercicio de los derechos fundamentales por parte de la población ilegalmente secuestrada.

La lucha por la paz, la justicia y los derechos humanos nos obliga a no quedarnos de brazos cruzados cuando una población se reprime injustamente, cuando se violan sus derechos y cuando está secuestrada durante décadas en un entorno de arena y piedras, concluye el comunicado.

MAP: 07 Mayo 2019