18 °C Rain showers Rabat

Actividades Reales
Miércoles 19 Diciembre 2018

SM el Rey dirige un mensaje al tercer Foro Parlamentario de las Regiones

SM el Rey dirige un mensaje al tercer Foro Parlamentario de las Regiones

Su Majestad el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje al tercer Foro Parlamentario de las Regiones, cuyos trabajos comenzaron hoy miércoles en Rabat.

He aquí el texto íntegro del mensaje Real leído por Abdellatif Mennouni, consejero de SM el Rey:

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor enviado de Dios, su familia y compañeros.

Señoras y Señores,

Nos complace dirigirnos a vuestro Foro, a cuyas actividades venimos otorgando Nuestro Alto Patrocinio, desde su creación, debido a Nuestro empeño de conseguir el éxito de la obra de reforma estructural de la regionalización avanzada, que ocupa un lugar central dentro de Nuestras opciones estratégicas. Con ello pretendemos afianzar el proceso de modernización institucional de nuestro país y consolidar el edificio del Marruecos de la solidaridad, dignidad y justicia social y espacial, así como promover el desarrollo integrado y sostenible a favor de todos los ciudadanos.

Con esta ocasión, queremos poner de relieve la vía de reflexión regular y proposición continua que ha escogido la Cámara de consejeros, junto con sus socios institucionales, a saber, el Consejo Económico, Social y Medioambiental, el Consejo Nacional de Derechos Humanos y las asociaciones regionales y de entidades de Marruecos, quienes han tomado la iniciativa de organizar el tercer Foro Parlamentario de las Regiones.

Esperamos que la presente edición constituya una buena oportunidad para profundizar el debate constructivo y proponer soluciones creativas, prácticas e idóneas, a fin de conferir a la regionalización avanzada un papel central, en tanto que palanca fuerte para la producción de la riqueza material e inmaterial y la creación de oportunidades de empleo, particularmente para los jóvenes. Ello permitirá igualmente la integración de los distintos sectores sociales y la amplia participación ciudadana, efectiva y responsable, contribuyendo a la promoción de la diversidad cultural de nuestro país, en el marco de los componentes de nuestra identidad nacional unitaria.

Bien sabéis que la mejor promoción de esta obra decisiva, no depende únicamente del volumen de las prerrogativas otorgadas a las entidades territoriales, particularmente a las regiones, sino que obedece fundamentalmente a la manera de su ejercicio y a la capacidad de todos los actores e intervinientes, sobre todo los electos, de asumirlas con un elevado espíritu de responsabilidad, privilegiando la labor colectiva y consecuente que considera el servicio al ciudadano como una prioridad absoluta, superando cualquier otra consideración de limitado alcance.

Efectivamente, los marroquíes no quieren tener unas instituciones regionales únicamente sobre el papel, sino más bien aspiran a alcanzar unas regiones efectivas que interactúan con sus acuciantes preocupaciones y contribuyen a la mejora de su vida cotidiana.

Señoras y Señores,

Las medidas y obras que últimamente Hemos lanzado, sobre todo aquellas relacionadas con la desconcentración administrativa, la reforma del sistema de apoyo y protección social, el sistema de formación profesional, así como la revisión del marco legal y organizativo de los centros regionales de inversión, forman parte de nuestra visión global que pretende reunir los motivos del éxito al proceso de desarrollo regional, acelerando el ritmo de su puesta en marcha y habilitando a todas las regiones para ejercer sus competencias de manera óptima.

En este sentido, hoy queremos insistir sobre la necesidad de velar por la coordinación y complementariedad entre las funciones atribuidas al conjunto de los actores públicos territoriales, particularmente a las entidades territoriales, dado que las leyes que regulan tales entidades, establecen para las regiones las funciones de promover el desarrollo integrado y sostenible, y asignan a los consejos de prefecturas y provincias las funciones de promover el desarrollo social, tanto en el ámbito rural como en el urbano, del mismo modo que atribuyen a las comunas, la misión de ofrecer servicios de proximidad a los habitantes.

En este contexto, os invitamos a participar en la reflexión sobre la concepción de un marco metodológico, con un calendario bien determinado, para las etapas del ejercicio de las competencias por parte de las regiones, de un modo que tome en consideración las exigencias de la complementariedad entre las competencias propias y aquellas otras compartidas o transferidas, teniendo igualmente presentes las capacidades financieras y de gestión propias de cada región así como las soluciones institucionales modernas que han mostrado su eficiencia.

En este ámbito, al constatar que las distintas regiones del Reino han avanzado de manera desigual en el establecimiento de los programas del desarrollo regional, consideramos que para garantizar la materialización de dichos programas en realizaciones efectivas y complementarias con las políticas sectoriales a escala territorial, las regiones no deben limitarse únicamente a los habituales canales de financiación, sino que han profundizar la reflexión sobre la manera de movilizar las financiaciones necesarias para estos programas, diversificándolas a través de distintos partenariados, incluida la cooperación descentralizada.

En el mismo marco, invitamos a las regiones a aprovechar la oportunidad que ofrecen las próximas evaluaciones periódicas de los programas de desarrollo regional, a fin de reforzar la ingeniería de financiación de los proyectos programados en el marco de tales proyectos, con vistas a garantizar su viabilidad y eficiencia.

En lo que respecta al tema de la financiación, no es necesario recordar aquí las limitadas posibilidades financieras de que dispone el Estado en su totalidad. Por ello, las entidades territoriales están llamadas a establecer programas de desarrollo y de acción que tomen en consideración estas dificultades, velando especialmente por la gestión de sus recursos financieros de manera eficaz y eficiente, destinándolos a una inversión que permita la creación de empleo productivo y responda a las necesidades reales e imperiosas de los habitantes.

Señoras y Señores,

Con ocasión de la segunda edición de este foro, habíamos invitado a los electos a innovar soluciones locales adaptadas a los problemas de la juventud.

Sin embrago, hemos constatado que las iniciativas de las regiones al respecto, siguen sin estar a la altura de nuestra ambición y sin responder a las expectativas de las categorías concernidas.

Por ello, queremos insistir nuevamente en el carácter prioritario y urgente que reviste esta cuestión, haciendo especial hincapié en la necesidad de obrar según una metodología participativa, a fin de configurar planes y programas regionales para la integración de la juventud, tomando en consideración la complementariedad y coherencia con la Estrategia nacional integrada de la juventud y los programas de desarrollo regional.

De igual modo, invitamos al Gobierno, al Consejo Económico, Social y Medioambiental y a las demás instancias públicas concernidas, a acompañar y apoyar las regiones para lograr este objetivo, en contribución a la aplicación de los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales así como para reforzar las herramientas de mediación a escala territorial.

Así pues, invitamos a vuestro encuentro a reflexionar en torno a las vías de llevar a la práctica los mecanismos participativos del diálogo y la concertación, incluidas las modalidades para integrar a los nuevos actores en las diversas dinámicas sociales a escala regional, garantizando así la eficiencia de la acción participativa con los consejos regionales y destacando el carácter integrador de estos mecanismos, especialmente en lo relativo a mujeres y jóvenes.

En este marco, habíamos orientado a las entidades territoriales a incluir en sus programas determinados proyectos susceptibles de realizar mayor justicia social y territorial, y reducir la marginación y la exclusión.

Queremos orientar estas entidades a obrar, en asociación con el Estado y demás actores territoriales, a fin de establecer programas y proyectos destinados a reforzar las capacidades de las clases medias en los ámbitos urbanos, a la vez que se ha de fomentar la aparición de una amplia clase media agrícola.

Señoras y Señores,

Bien conocemos la magnitud de las expectativas que tenéis depositadas en la puesta en aplicación de la nueva Carta de desconcentración administrativa y en la nueva versión de los centros regionales de inversión, en consideración de las amplias y prácticas prerrogativas que les han sido atribuidas.

En este sentido, recomendamos a las entidades territoriales a incorporar las novedades y a tomar en consideración las rápidas y profundas mutaciones que se dan tanto en Marruecos como en todo el mundo. Igualmente, han de tomar la iniciativa de establecer partenariados eficientes y productivos con las estructuras administrativas desconcentradas así como con los actores del sector privado y de la sociedad civil,

al tiempo que están llamadas a seguir mejorando el clima y la reglamentación de la inversión a escala territorial.

Por otra parte, la adopción de los principios de la buena gobernanza y la vinculación de la responsabilidad a la rendición de cuentas, siguen constituyendo la piedra angular en la consolidación de la eficiencia de las instituciones y promoción del desarrollo integrado, tanto a escala regional como local.

Sobre esta base, invitamos a las entidades territoriales y a todos los participantes en este Foro a otorgar el debido interés a esta cuestión, ya sea en lo relativo a los debates o a su aplicación sobre el terreno, para que la gobernanza no sea reducida a un mero lema huero, que carece de un verdadero contenido, sin llegar a producir un impacto palpable en la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos.

En este sentido, numerosas son las cuestiones que os interpelan, desde la valorización de las capacidades humanas, la responsabilidad y la rendición de cuentas, hasta llegar a las modalidades de gestión y modernos mecanismos de implementación. Por otro lado, habéis de detectar los verdaderos motivos de la situación actual con el fin de hallar soluciones realistas y transparentes a los problemas planteados, respondiendo positivamente a las reivindicaciones y aspiraciones de las ciudadanas y los ciudadanos.

He aquí la mejor vía para optimizar la prestación de las instituciones, tanto a escala nacional como regional, así como para arraigar la confianza de los ciudadanos en las mismas y contribuir a la realización del desarrollo integrado y de la justicia social y espacial.

Finalmente, queremos insistir en que las conclusiones del Foro Parlamentario de las Regiones, son objeto de Nuestro permanente seguimiento, esperando que los trabajos del mismo culminen con recomendaciones y propuestas que apotren soluciones eficientes a los desafíos actuales y futuros relacionados con la regionalización avanzada y enriquezcan el modelo de desarrollo que se halla en plena edificación.

A Dios el Altísimo imploro para que os ayude y culmine vuestros trabajos con el pleno éxito.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".