13 °C Rain showers Rabat

Actividades Reales
Thursday 19 Septiembre 2019

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en la Primera Sesión del Coloquio Nacional para el Desarrollo Humano

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en la Primera Sesión del Coloquio Nacional para el Desarrollo Humano

Su Majestad el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la Primera Sesión del Coloquio Nacional para el Desarrollo Humano que se inauguró hoy jueves en Skhirat, bajo el lema “La primera infancia: un compromiso con el futuro”.

He aquí el texto completo del Mensaje Real, que fue leído por el ministro del Interior, Abdelouafi Laftit:

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Señoras y Señores,

Nos complace dirigirnos a los participantes en la Primera Sesión del Coloquio Nacional para el Desarrollo Humano, que hemos querido colocar bajo Nuestro Alto Patrocinio, dada la especial importancia que esta distinguida obra reviste para Nuestra Majestad, desde su lanzamiento en 2005.

Se trata de una obra cuyos elevados y nobles objetivos gozan de Nuestra profunda convicción, ya que tiene por designio colocar al ciudadano marroquí en el centro de la operación del desarrollo, considerándolo como meta fundamental de las políticas públicas, partiendo del presupuesto de afianzamiento y refuerzo de la dignidad humana.

En efecto, los derechos políticos y ciudadanos sólo alcanzarán sus dimensiones concretas en el seno de la realidad cotidiana del ciudadano, si se integran con los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales.

En este marco, y tras haber llevado a cabo una rigurosa evaluación global de la primera y segunda etapa, Hemos velado por lanzar la tercera etapa de la Iniciativa Nacional para el Derecho Humano con el objetivo de consolidar los logros y reorientar los programas.

Para ello hemos adoptado una nueva arquitectura que busca promover el capital humano que las nuevas generaciones representan, haciendo frente, de manera directa y anticipada, a los obstáculos fundamentales que afectan el progreso humano de la persona durante su proceso de desarrollo. Se ha de apoyar igualmente a los sectores que padecen situaciones difíciles y lanzar una nueva generación de iniciativas para la creación de empleo y desarrollar las actividades generadoras de ingresos.

Valorando sobremanera la iniciativa de organizar el presente foro, que los organizadores han puesto bajo el lema de “La primera infancia: un compromiso con el futuro”, esperamos que este tema sea objeto del estudio, análisis y debate que merece.

Efectivamente, el mismo desprende su importancia y actualidad en el particular interés que otorgamos a la promoción de las condiciones de la infancia, por representar el cimiento de la sociedad y la locomotora para el futuro, que va a permitir un desarrollo socioeconómico global e integrado.

Este tema se inscribe igualmente en el marco de los esfuerzos consentidos en pro de la promoción del elemento humano dentro del contexto de las grandes reformas que está viviendo nuestro país, sobre todo en el ámbito del sistema de educación, formación e investigación científica.

Señoras y Señores,

Como bien sabéis, la inversión en los elementos inmateriales del desarrollo humano, entre los cuales figura la primera infancia como uno de sus ejes básicos, constituye el verdadero punto de partida y la base fundamental para la construcción del Marruecos del futuro, y uno de los retos reales que queremos ganar, a fin de abrir horizontes prometedores y facilitar nuevas oportunidades a las nuevas generaciones.

Si nuestro país ha desplegado enormes esfuerzos para atender a la primera infancia, reduciendo la tasa de mortandad entre mujeres embarazadas y niños, y el déficit de crecimiento, así como mejorando la alimentación, el acceso a la enseñanza preescolar y a los servicios sanitarios para esta franja de la población; sin embargo, la realidad es diferente porque se sigue registrando un palpable déficit en tal dominio, a causa de la carencia de coordinación en la preparación de las políticas públicas, así como una ausencia de coincidencias y armonía en las intervenciones, hecho éste que no hace sino acentuar la gravedad de las disparidades espaciales, económicas y sociales.

Con el fin de hacer frente a esta situación crónica, la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, por el carácter de horizontalidad de sus intervenciones y por el papel de palanca principal que desempeña en el desarrollo social, se considera como un modelo digno de ser seguido para unificar los distintos esfuerzos y reforzar los mecanismos del proceso asociativo a escala territorial, coordinando las políticas públicas en el marco de una estrategia bien escalonada y polifacética, en la que lo económico, social, educativo y cultural se complementan.

En este sentido, la seria implementación práctica del programa relativo a la primera infancia, considerada como etapa bisagra en la vida del individuo, permite hacer frente a los distintos factores causantes de la disparidad, siempre y cuando se enfoque de modo preciso sobre los sectores concernidos, procedentes de los medios pobres y necesitados.

Señoras y Señores,

Convencidos de la importancia que reviste la nueva concepción de la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, que hace de la inversión en los aspectos inmateriales del capital humano, una prioridad absoluta, al erigirse en punto de partida de la reforma y base para edificar el futuro, debe generalizarse  tal orientación en la materialización y aplicación de las políticas públicas sociales, a fin de alcanzar soluciones eficaces a los verdaderos problemas de la población, escogiendo las mejores opciones e ideando las vías más óptimas que permitan superar los escollos del desarrollo humano global.

De modo especial, nos referimos aquí a la necesidad de mejorar el sistema sanitario, otorgando mayor importancia a la salud de la madre y del niño, de la manera que garantice el acceso justo y equitativo a los servicios sociales. Se ha de disponer, igualmente, una oferta homogénea en materia de enseñanza preescolar, obrando por su generalización, particularmente en el ámbito rural, a fin de combatir el fracaso escolar, amén de organizar campañas de sensibilización destinadas a las personas concernidas por esta cuestión, para que se tome conciencia de las repercusiones positivas que ello puede tener sobre el niño, la familia y la sociedad. Todo ello en armonía con las orientaciones contenidas en Nuestro Mensaje Real, destinado a los participantes en la Jornada nacional sobre la enseñanza preescolar.

Asimismo, esperamos que los debates y análisis de vuestro foro abarquen, los aspectos relativos a la gobernanza, financiación y formación, con miras a mejorar la calidad de las prestaciones, estimular el espíritu de iniciativa y creatividad y concienciar a las categorías concernidas.

He aquí unos elementos fundamentales para realizar con éxito esta nueva orientación social, que hace del desarrollo de los aspectos inmateriales una opción indispensable, para ganar la apuesta de esta decisiva etapa del desarrollo del individuo y garantizar su apertura hacia los horizontes futuros, en un marco de equilibrio, justicia y equidad, lejos de todos los obstáculos que la pobreza y la exclusión social pueden plantear.

Señoras y Señores,

Varios indicadores revelan que hemos emprendido la vía correcta, tal y como atestiguan las realizaciones que Marruecos ha logrado estos últimos años en más de un ámbito; sin embargo, existen otros desafíos cuya superación nos exige mayores esfuerzos.

Ello sólo será posible con la adopción de un estilo eficiente de gobernanza y gestión de las políticas sociales nacionales, dedicando especial atención a la inversión en el capital humano y social, considerado como el punto de partida para la adopción de una nueva generación de iniciativas de reforma, que tienen por objeto infundir la esperanza en los ciudadanos y edificar el Marruecos del mañana.

Al poner de relieve nuevamente vuestra acertada elección del tema de “la primera infancia” para este foro, esperamos que el mismo se convierta en una cita anual para profundizar la reflexión así como en un espacio para intercambiar opiniones y enriquecer el debate, a fin de verificar las realizaciones logradas en este ámbito y los obstáculos que se interponen ante la marcha de esta importante obra. Será igualmente la ocasión para deliberar en torno a las medidas que han de ser adoptadas, con el fin de promover las cuestiones relacionadas con el desarrollo humano y social en nuestro país.

Estamos persuadidos que este foro culminará con una serie de recomendaciones y propuestas, susceptibles de dar pie a iniciativas creativas y soluciones prácticas a los numerosos problemas que se plantean en este ámbito, respondiendo así a nuestras expectativas de alcanzar un futuro en el que nuestros hijos gocen de mayor progreso y desarrollo, en el seno de la libertad, la dignidad y el humanismo.

A Dios el Altísimo imploro, os ayude y aporte pleno éxito a vuestros trabajos.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".