17 °C Clear sky Rabat

Discursos Reales

Mensaje real a los participantes en el 7º Congreso Mundial de Educación Ambiental

SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en el 7º Congreso Mundial de Educación Ambiental (WEEC), que comenzó hoy domingo en Marrakech bajo la presidencia de Su Alteza Real la Princesa Lalla Hasnaa, presidenta de la Fundación Mohammed VI para la Protección del Medioambiente.

He aquí el texto íntegro del mensaje real cuya lectura fue dada por SAR la Princesa Lalla Hasnaa:

"Loor a Dios,  la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros.

Su Alteza Real la Princesa Lalla Hasnaa, Presidenta de la Fundación Mohammed VI para la Protección del Medioambiente,

Señora Directora General de la UNESCO,

Señor Director General de la ISESCO,

Señor Director Ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente,

Señor Presidente de la Fundación Internacional de Educación Ambiental,

Excelencias,

Señoras y Señores,

Nos complace dirigir este mensaje a todos los participantes en los trabajos del Séptimo Congreso Mundial de Educación Ambiental, orgullosos de su celebración en nuestro país y bajo la Presidencia de Nuestra Honorable Hermana, Su Alteza Real la Princesa Lalla Hasnaa.

Este importante encuentro mundial reviste una especial trascendencia por el gran número de países, organizaciones e instancias internacionales especializadas, que en el mismo toman parte, así como por constituir una buena ocasión para insistir en el papel que desempeñan la educación y la sensibilización en la realización del desarrollo sostenible. Es igualmente una ocasión para profundizar la investigación y el intercambio de opiniones en torno a los mejores enfoques por adoptar en este ámbito, tomando en consideración las diversas y profundas mutaciones que ha conocido nuestro mundo en la última década, desde la celebración, en 2003, de vuestro primer congreso en la República Portuguesa amiga.

Excelencias,

Señoras y Señores, 

 

El Reino de Marruecos es completamente consciente de que la realización de un desarrollo económico fuerte y sostenido, en el seno de un progreso social equilibrado,  requiere la adopción de una política voluntarista de preservación del medioambiente, basada en la movilización de las energías y la consagración de todos los esfuerzos nacionales a fin de garantizar un desarrollo sostenible, donde las dimensiones económica y ecológica se hallan fuertemente vinculadas.

En este sentido, nuestro país ha sido uno de los primeros en suscribir los principios de la “Declaración de Río” y la “Agenda 21”, además de adherirse a los acuerdos multilaterales sobre el medioambiente. De igual modo, Marruecos ha desplegado importantes esfuerzos en el ámbito legal e institucional con el fin de llevar a la práctica numerosos planes y programas que buscan integrar la dimensión ambiental en las diferentes políticas públicas nacionales.

No obstante, el paso hacia el desarrollo sostenible no requiere únicamente la movilización de los medios y dispositivos técnicos, legales y financieros necesarios, sino que apela a un cambio radical en nuestra manera de pensar y actuar. Este deseado cambio sólo podrá operarse a través del óptimo aprovechamiento del capital humano y social.

De este modo, la activación del papel de la educación y sensibilización sigue perfilándose como la mejor vía para garantizar el éxito de este paso necesario hacia la economía verde, solidaria y respetuosa de los ecosistemas naturales. En este sentido, se hace necesaria la implicación de todos los actores con el fin de alcanzar tal objetivo, conjugando los esfuerzos de los poderes públicos, el sector privado y las iniciativas de las organizaciones de la sociedad civil. 

    

Excel encias,

 

Señoras y Señores, 

 

Vuestra pertinente elección del tema “La educación medioambiental y los retos de la armonía entre ciudades y pueblos” coincide con lo que esencialmente esperamos de este importante congreso. Efectivamente,  este tema, de especial actualidad, plantea una problemática multidimensional y de trascendencia particular, que se inscribe en el centro del desarrollo sostenible, especialmente en los países en desarrollo. En este sentido, la armonización entre ciudades y pueblos requiere obligatoriamente el control de la migración rural hacia las ciudades y luchar contra la desertificación rural causada por los efectos negativos de los cambios climáticos.

Desde esta perspectiva, cabe preguntarse sobre la vía más idónea para lograr la solidaridad territorial, y sobre todo regional, así como sobre la naturaleza de las instituciones humanitarias que se deben crear en el futuro para responder a las necesidades del desarrollo global, en un momento en que se hace cada vez más difícil discernir claramente entre los espacios urbano y rural, especialmente ahora que la mitad de la humanidad vive en las ciudades.

Así pues, los trabajos de este Congreso internacional, integrado por participantes de elevada cualificación y distinguida experiencia, han de tratar la posibilidad de establecer métodos racionales y ambiciosos en el ámbito de la educación y concienciación ambiental, basada esencialmente en el apoyo de las redes de educadores y formadores para que actúen en plena coordinación con las redes de investigadores y pedagogos, en el seno de una mayor participación de los actores universitarios.

En este sentido, Señoras y Señores participantes, estáis llamados a dirigir, desde Marraquech, un sincero llamamiento exhortando a una mayor implicación de los poderes públicos, instancias competentes y socios capitalistas. Es más, habéis de invitar a la creación de mecanismos susceptibles de capitalizar las experiencias destacadas y propagar los principios de gobernanza y responsabilidad en este ámbito, al servicio del Estado, que tanto lo necesita.

Consciente de la importancia de tales cuestiones así como de la fuerte implicación que tienen en el desarrollo sostenible, el Reino de Marruecos quiere reiterar su fuerte compromiso de multiplicar sus esfuerzos, en el seno de la comunidad internacional, con el fin de hallar las soluciones adecuadas y  compartirlas con todas las partes concernidas, cooperando en su aplicación.

En este contexto se enmarca la movilización de nuestro país, de manera particular, en el seno de la campaña internacional emanada del 5º Foro urbano mundial, celebrado en Río de Janeiro en 2010, en el que Marruecos tomó parte en su calidad de país modélico en este ámbito.

Excelencias,

Señoras y Señores,

La Declaración final de "Río + 20" subraya claramente el compromiso de la Comunidad internacional de adoptar una estrategia global en el dominio urbano, estableciendo instituciones humanitarias, dentro de una cooperación efectiva con los ciudadanos y adoptando la metodología de la sensibilización y de la educación, en consideración de que constituyen pilares básicos que pueden favorecer la aportación de cambios profundos y necesarios para acceder a nuevos modos de vida sostenibles, de consumo y de producción.

Con esta ocasión, queremos resaltar los valiosos esfuerzos consentidos por las ONG que trabajan en el ámbito de la preservación del medio ambiente, principalmente la Fundación Mohammed VI para la Protección del Medio Ambiente, que ahora forma parte de la Fundación Internacional de la  Educación Ambiental, dedicando sus esfuerzos de manera especial a promover la conciencia medioambiental y la educación sobre el medio ambiente, sobre todo entre las nuevas generaciones. Con esta finalidad, constantemente adopta una cooperación efectiva con las administraciones públicas, principalmente con el Ministerio de Educación nacional, así como con las instituciones públicas concernidas y con los actores del sector público y las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en este dominio.

Es realmente un motivo de satisfacción, constatar la multiplicación de las asociaciones interesadas en las cuestiones medioambientales, tanto a escala nacional, local e incluso de los barrios urbanos. Celebramos pues el que hayan concentrado sus esfuerzos sobre el papel de la educación medioambiental para la sensibilización de los ciudadanos de manera general, y de los niños y jóvenes de manera particular, hacia la importancia y necesidad de preservar el medio ambiente y contribuir efectivamente en el desarrollo sostenible.

Con el fin de aportar una dimensión nacional y estratégica a esta orientación, invitamos a las organizaciones de la sociedad civil, en el marco de la democracia participativa establecida por la nueva Constitución del Reino, a contribuir efectivamente en la puesta en marcha y seguimiento de la aplicación de las disposiciones actualmente en vías de adopción por el Parlamento. Por otra parte, esta Carta pone de relieve el principio de la participación de todos los actores en el proceso de preparación y puesta en marcha de las políticas, estrategias, programas y planes relativos a la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Esta Carta nacional, considerada como el fruto de amplias e intensas consultas con las distintas partes concernidas, incluidas las organizaciones de la sociedad civil, tiene por objetivo asentar una conciencia medioambiental, individual y colectiva, que contribuya a aportar un verdadero cambio en los comportamientos e incitar a la fuerte participación de todos los actores en la preservación de la biodiversidad y la calidad del patrimonio natural, además de afianzar la cultura de la protección del medio ambiente, en consideración de que constituye una permanente preocupación de las ciudadanas y ciudadanos en general, en el seno del proceso del desarrollo sostenible del Reino.

Por otra parte, la nueva constitución del Reino ha reservado un amplio espacio a la cuestión medioambiental al estipular el derecho de todos a vivir en un medio ambiente sano, en el seno del desarrollo sostenible; otro tanto ha hecho con la representación de las asociaciones activas en el ámbito de la protección del medio ambiente en el marco del Consejo Económico, Social y Ambiental, constituyendo las nuevas disposiciones de la carta nacional, la referencia fundamental y la vía principal para todas las legislaciones nacionales relativas al desarrollo.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Con enorme interés esperamos los resultados de los trabajos de este Congreso mundial vuestro, así como las oportunas recomendaciones que del mismo emanarán y que seguramente van a enriquecer los debates en torno a las mejores vías capaces de desarrollar los programas educativos sobre el medio ambiente y su adecuación a los objetivos deseados, al servicio del desarrollo sostenible que queremos alcanzar.

Al desearos la bienvenida en vuestra segunda patria, Marruecos, os deseamos una feliz estancia e imploramos a Dios Todopoderoso que corone vuestros trabajos con total éxito.

El saludo, la bendición de Dios el Altísimo y sus gracias, sean con vosotros".

Mohammed VI Rey de Marruecos

07 de junio de 2013.