22 °C Partly cloudy Rabat

Discursos Reales

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en la asamblea general constitutiva de la Fundación Ali Yata

SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la asamblea general constitutiva de la Fundación Ali Yata, que se celebra hoy viernes en Rabat.

He aquí el texto íntegro del Mensaje Real leído por el consejero de SM el Rey, Abdelatif Menouni.

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Señoras y Señores,

Nos complace dirigirnos, con la presente alocución, a la asamblea general constitutiva de la Fundación Ali Yata.

Hemos querido rodear esta iniciativa con Nuestro Alto Patrocinio como consideración al patriota celoso y militante comprometido, cuyo nombre lleva la fundación.

El llorado Ali Yata fue una destacada personalidad, por todos querida y aceptada; gozaba de una consideración particular ante Nuestro llorado Padre, Su Majestad el Rey Hassan II, Dios le tenga en su Santa Misericordia. También se granjeó el respeto de los marroquíes, particularmente de aquellos que le conocieron y trataron de cerca.

Personalmente, le guardamos plena consideración por su sincero patriotismo y su militancia a favor de la libertad y la independencia, así como por su aportación positiva a la edificación del Marruecos moderno.

Señoras y Señores,

Para Nosotros, Ali Yata es uno de los líderes políticos marroquíes pioneros, cuya reputada credibilidad y cuantiosas y constructivas obras patrióticas en los ámbitos político y partidista, todo el mundo reconoce.

Además de su temprana incorporación al movimiento nacionalista, el llorado Ali Yata fue uno de los símbolos de la prudente acción nacionalista partidista.

En este sentido, procede recordar el serio y responsable compromiso que le marcó con relación a las cuestiones nacionales que ocuparon el centro de su pensamiento y de su militancia, otorgándoles prioridad, a pesar de las referencias intelectuales de su partido, de dimensiones internacionales.

Entre las manifestaciones de esta orientación constante, cabe mencionar su activa contribución en la sólida defensa de la unidad territorial de nuestro país y su avanzada movilización en los foros internacionales para manifestar la legalidad de nuestra causa nacional.

En lo que se refiere a su participación en la acción partidista, cabe referirse a su destacado enfoque del compromiso político, basado en la intervención constructiva de la decisiva acción institucional, colocando los intereses nacionales encima de cualquier otra consideración, lejos de las estériles pujas.

Todo ello le permitió marcar profunda y significativamente la trayectoria de su partido y también su evolución, desde sus primeros atisbos hasta la fundación del Partido del Progreso y del Socialismo, del que fue primer secretario.

A este partido dedicó toda su energía con el fin de situarlo en el lugar que le corresponde dentro del paisaje político nacional, consolidando su papel junto con los partidos nacionalistas, a fin de arraigar los valores de la libertad, la democracia y la justicia social, tomando parte en la promoción de las obras del desarrollo y modernización de nuestro país.

También aportó su contribución, gracias a su apertura y al capital intelectual e ideales que le animaban, a la construcción de una izquierda marroquí, distinguida por su madurez política y alto espíritu de responsabilidad, amén de su aferramiento a los valores constantes nacionales y su empeño de servir a la Patria, defendiendo sus causas, lejos de todo aquello que marcó los movimientos extremistas de la izquierda que surgieron en algunas partes del mundo durante la segunda mitad del siglo pasado.

No podemos dejar de mencionar en este contexto su enorme aportación al enriquecimiento del campo del periodismo nacional y sus esfuerzos a favor de la eclosión de una prensa libre y responsable.

Señoras y Señores,

Apreciamos y apoyamos vuestra iniciativa de crear una fundación que lleve el nombre del líder Alí Yata.

De igual modo, os invitamos a inspiraros de los valores y principios que defendió, haciendo que esta fundación sea un foco del patriotismo sincero y un punto de encuentro del pensamiento prudente y del diálogo constructivo, así como un espacio para contribuir positivamente a las distintas causas nacionales.

Rogamos a Dios el Altísimo que os conduzca por el buen camino.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".