16 °C Partly cloudy Rabat

Discursos Reales

Texto íntegro del mensaje de SM el Rey a la tercera Cumbre árabe de desarrollo económico y social

 SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a la tercera Cumbre de desarrollo económico y social, que dio comienzo hoy lunes en Riad.


He aquí el Texto íntegro del mensaje:

"Loor a Dios único, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros

Servidor de los Dos Santos Lugares, el Rey Abdullah ben Abdulaziz Al-Saud, Presidente de la Cumbre,

Majestades, Altezas, Excelencias,

Su Excelencia el Secretario General de la Liga de los Estados Árabes,

Excelencias,

Nos complace, en primer lugar, expresar a Nuestro Queridísimo Hermano, Servidor de los Dos Santos Lugares, el Rey Abdu Allah ben Abdulaziz Al-Saud, Presidente de la Cumbre, Nuestros sinceros agradecimientos y profunda gratitud por su laudable iniciativa de reunir y generosamente acoger esta Tercera Cumbre, a la vez que queremos poner de relieve la regular celebración de sus sesiones. Estamos muy esperanzados en que la misma pueda desembocar en resultados palpables que contribuyan en la consolidación de nuestra acción árabe y nuestra marcha común.

Majestades, Altezas, Excelencias,

La institución de esta Cumbre dedicada al desarrollo y a la economía, responde a las ambiciones de nuestros pueblos árabes, así como al deseo de llevar a la práctica aquella visión nuestra, que en más de una ocasión Hemos expresado, y que consiste en aportar la dimensión económica y de desarrollo a nuestra acción árabe común, para así colocar al ciudadano árabe en el centro de nuestro interés y ofrecerle todas las condiciones de una vida digna. Por ello, no podemos sino resaltar esta prudente orientación que viene a colmar un vacío acusado por dicha acción árabe común, en los aspectos económico, social y medioambiental.

Efectivamente, las dos cumbres precedentes lograron establecer un enfoque asociativo práctico, al centrar su atención en un determinado número de proyectos de desarrollo que se marcaron por objetivo la promoción de la acción económica y la puesta en marcha de los acuerdos y proyectos económicos y comerciales árabes, ya sean colectivos o bilaterales, amén del desarrollo de mecanismos para su aplicación y la adopción de un sistema para su seguimiento, con el fin de superar los escollos y resolver los problemas, de acuerdo con las mutaciones económicas. Por otra parte, son de mencionar las inversiones en los proyectos de infraestructuras como las redes de carreteras, los tendidos eléctricos, las telecomunicaciones, así como la consolidación de la integración económica y el estímulo del sector privado que debe constituirse en una palanca básica del desarrollo sostenible.

 

En el mismo contexto, los proyectos emanados de este enfoque de desarrollo se hallan en armonía con las orientaciones del Reino de Marruecos y con los esfuerzos que despliega con el fin de llevar a la aplicación los grandes programas estructurantes del desarrollo y otras estrategias sectoriales concretas, además de la Iniciativa Nacional del Desarrollo Humano, que Hemos lanzado desde 2005 y que, en gran medida, ha contribuido en paliar la pobreza, la precariedad social, el desempleo, la exclusión y la marginación.

Majestades, Altezas, Excelencias,

La presente Cumbre tiene lugar en un momento en que el mundo árabe sigue viviendo las consecuencias de la crisis económica mundial, por una parte, y las dificultades objetivas que socioeconómicamente sufren algunos países de la región, por otra, a causa de los complicados cambios políticos, cosa que viene a poner a prueba los trabajos de nuestra cumbre ante el enfoque racional que puede aportar soluciones adecuadas a los espinosos problemas planteados.

Nuestra región árabe posee importantes recursos naturales, diversos y complementarios, además de vitales potencialidades humanas, lo que le habilita para llevar a cabo un despegue económico y contribuir en la materialización de creativas políticas de desarrollo, capaces de colocar al ciudadano árabe en el centro de sus preocupaciones. De igual modo, la distinguida posición geopolítica de esta región le permite desempeñar un papel activo para impulsar la dinámica de los intercambios y la cooperación entre los diferentes polos del planeta, así como para ejercer una influencia positiva sobre la economía mundial.

No obstante, la asunción de tal papel permanece supeditada a la eficiencia de las opciones que escogemos, tanto en lo relativo a la materialización de una verdadera cooperación entre el conjunto de los países de la región, como a la capacidad de los mismos para posicionarse dentro del sistema mundial.

Queremos aprovechar la celebración de este importante foro para expresar nuestra firme voluntad de arraigar y desarrollar nuestro prometedor agrupamiento económico, así como sacar rendimiento a la diversidad energética de que goza nuestra región.

En este sentido, no nos cabe sino lamentarnos nuevamente ante el incumplimiento de la Unión Magrebí del papel que naturalmente le corresponde en el apoyo de un desarrollo compartido a favor de los países magrebíes, especialmente en lo relativo a la garantía de la libertad de circulación de personas, capitales, mercancías y servicios.

Persuadido de la inexorable necesidad de llevar a cabo una acción árabe conjunta para el desarrollo, Marruecos pone todo su empeño en lograr mayor apertura sobre las inversiones e intercambios con el conjunto de los países árabes hermanos, además de afianzar el fructuoso intercambio de experiencias y pericias, y fomentar los partenariados entre los sectores público y privado. Con el fin de llevar a la práctica esta solidaridad, Marruecos ha contribuido en el fondo especial de apoyo y financiación de las pequeñas y medianas empresas del sector privado en los países árabes.

En este sentido, queremos saludar el promisorio y ejemplar partenariado estratégico que vincula a Marruecos con el Consejo de Cooperación del Golfo.

Majestades, Altezas, Excelencias,

Estamos convencidos de que la realización de los objetivos de esta Cumbre, una inexorable necesidad estratégica, pasa por la adopción de una visión clara y unificada al respecto, así como por nuestra disposición a adoptar una política de apertura, cooperación y solidaridad, en tanto que opción ineludible para relevar los actuales retos securitarios y afrontar las sucesivas crisis económicas y sociales, afianzando las posiciones árabes en los foros económicos internacionales, donde la última palabra corresponde a los agrupamientos económicos armoniosos y cohesionados.

Al reiterar la expresión de Nuestra profunda gratitud y consideración a Nuestro Honorable Hermano, el Rey Abdullah Ben Abdulaziz, Servidor de los Dos Santos Lugares y Presidente de esta Cumbre, por su generosa hospitalidad y sincero celo hacia las causas de la nación árabe islámica, imploramos al Todopoderoso nos ayude a todos a hacer realidad las expectativas de nuestros pueblos y guíe nuestros pasos para aportarles felicidad y bienestar.

El saludo, la bendición de Dios el Altísimo y sus gracias, sean con vosotros."