13 °C Partly cloudy Rabat

Discursos Reales

Texto íntegro del mensaje Real dirigido a la ceremonia de apertura de la 81 edición de la Semana Verde Internacional de Berlín

SM el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a la ceremonia de apertura de la 81 edición de la Semana Verde Internacional de Berlín (14-25 de enero), cuya lectura fue dada, la noche del jueves en Berlín, por SAR la Princesa Lalla Meryem. He aquí el texto íntegro del mensaje:

"Loor a Dios,  la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros

Señor Director General de la FAO,

Señoras y Señores Ministros,

Señor Alcalde de Berlín,

Señor Presidente de la Federación Alemana de industrias agroalimentarias,

Señor Presidente Director General de «Messe Berlin»,

Señoras y Señores,

La Semana Verde Internacional de Berlín es un notable y caluroso acontecimiento que permite descubrir tradiciones y habilidades, a la vez que maravilla a los visitantes. 

Así pues, viene a constituir un lugar singular donde se valora y se aprecia, en su justo término, el trabajo de las mujeres y de los hombres del mundo de la agricultura y la alimentación.

Es también una cita apreciada por los agricultores y cooperativas de Marruecos, en la que hallan una valiosa ocasión para establecer contactos directos útiles con el consumidor alemán.

En definitiva, se trata de una oportunidad única que permite abordar una faceta específica de la dinámica económica alemana, modelo de prosperidad que ha sabido innovar y adaptarse a las evoluciones y tendencias mundiales.

Por otra parte, Marruecos valora, con enorme satisfacción, el privilegio de ser «Partner land» de la 81ª edición de la Semana Verde Internacional de Berlín.

En este sentido, se siente feliz tomando parte con un pabellón a la altura del acontecimiento y un programa rico en actividades, que invita al descubrimiento de nuestro país y al encuentro con su agricultura.

La presente edición del Salón ilustra la vitalidad de la cooperación iniciada entre el Gobierno del Reino de Marruecos y la República Federal de Alemania en materia agrícola y de economía verde.

De igual manera, consagra unas relaciones antiguas y privilegiadas entre los dos países, que se inscriben en el seno del arraigo y refuerzo de la cooperación global operados en los diferentes dominios de actividad, en beneficio de la permanente aproximación entre las naciones, las economías y las sociedades.

 

Excelencias, Señoras y Señores,

 

Dentro de diez meses, Marruecos va a organizar la COP 22 en Marraquech. Esta cita mundial sobre un suelo africano es un testimonio de la envergadura del compromiso de Marruecos para con las cuestiones prioritarias mundiales, a saber, la seguridad alimentaria, el desarrollo sostenible y los cambios climáticos.

Marruecos ha optado por una estrategia agrícola que se preocupa por promover una doble sostenibilidad: la medioambiental y la de las condiciones de vida de las poblaciones rurales.

En 2008, nuestro país lanzó el Plan Marruecos Verde, una enorme obra que asocia el conjunto de las dimensiones económica, social y medioambiental del desarrollo sostenible en materia agrícola.

Ahora empieza a recoger los primeros frutos. De este modo, el PIB agrícola ha aumentado en un 44% entre 2008 y 2014.

En este sentido, fueron adoptadas y materializadas tres grandes dimensiones:

La primera reside en «la agricultura solidaria», que favorece la aparición de proyectos integrados y circuitos de comercio equitativo a favor de los pequeños productores, con más de 540 proyectos realizados y un notable aumento de los ingresos. Determinados productos típicos como el argán, el azafrán o el higo chumbo, presentan un fuerte anclaje en la agricultura solidaria y ya constituyen éxitos comerciales mundiales.

La segunda dimensión concierne el control del agua, desde luego, primordial para un país como Marruecos. Dos grandes programas tienen por objetivo la optimización y utilización de los recursos hídricos de uso agrícola: el Programa nacional de economía del agua de riego y el Programa de extensión del riego asociado a los embalses.

Finalmente, tenemos la tercera dimensión, la de las plantaciones, que concierne la reconversión de un millón de hectáreas en arboricultura frutal y del olivo.

En la actualidad, únicamente la superficie plantada de olivo, supera el millón de hectáreas; y aproximadamente tres millones de palmeras datileras serán plantadas de aquí a 2020.

Estos proyectos gozan del apoyo y confianza de los socios y suministradores de fondos internacionales, como puede ser Global Environment Facility (GEF).

 

Excelencias, Señoras y Señores,

 

Marruecos siempre ha querido ser una tierra de acogida para las inversiones, que constituyen factores de desarrollo de su economía y de creación de riquezas y empleos.

En un plano más general, la economía marroquí se asienta sobre sólidos fundamentos y conoce un crecimiento sostenido.

Efectivamente, la economía y el comercio marroquíes se hallan abiertos sobre el mundo, con una multitud de acuerdos de libre cambio que permiten el acceso a un mercado de más de mil millones de consumidores.

El entorno de los negocios en Marruecos asiste a una mejora constante, ganando 36 puestos en el índice de «Doing Business» del Banco Mundial, entre 2012 y 2015.

Por otra parte, las relaciones privilegiadas que Marruecos mantiene con sus vecinos subsaharianos, particularmente del África del Oeste, le convierten en una puerta de entrada para los operadores económicos que desean engancharse a la locomotora del crecimiento africano.

En los dominios agrícola y alimentario, tales ventajas se acentúan mediante incitaciones sectoriales específicas y gracias al consejo y acompañamiento que ofrece la Agencia para el desarrollo agrícola, así como a los atractivos dispositivos en materia de cooperación entre los sectores público y privado, a la movilización de la propiedad y a la creación de ecosistemas industriales en el ámbito del agro-business y la transformación.

El dinamismo de este sector se ilustra igualmente a través del éxito cada vez más creciente del Salón Internacional de Agricultura de Mequínez. En este contexto, la segunda edición del mismo, celebrada en 2015, ha conseguido reunir a más de 1 millón de visitantes procedentes de 60 países y al encuentro de más de un millar de expositores marroquíes.

 

Excelencias, Señoras y Señores,

«Un árbol cuyas raíces se hunden profundamente en África y que respira gracias a sus hojas en Europa»; he aquí la imagen mediante la cual el llorado Soberano, Mi Augusto Padre, Su Majestad el Rey Hassan II, Dios le tenga en Su Santa Misericordia, evocó la privilegiada posición de Marruecos en el punto de encuentro de dos continentes.

Marruecos en es igualmente un país de múltiples afluentes culturales, orgulloso de sus tradiciones, pero, evidentemente, abierto sobre la modernidad.

La agricultura se halla en el centro de su patrimonio, tanto material como inmaterial; fruto de muchos siglos de aferramiento al terruño, de ingeniosa gestión de los recursos y de exigencia de calidad y sostenibilidad.

Por su potencial hidráulico y su excepcional biodiversidad, Marruecos viene a ser un notable territorio agrícola, situado a proximidad del mayor mercado consumidor del mundo.

Marruecos es un país con un fuerte potencial agrícola, como bien muestran sus exportaciones de frutas y legumbres en el mundo. 

En la actualidad, es el 4º exportador mundial de clementinas, el 1er exportador de judías verdes, el 3er exportador de conservas de aceitunas, así como el 5º exportador de fresas.

Estos resultados son tan prometedores, al punto de que el desarrollo comercial de nuestra agricultura ha podido ir a la par con un desarrollo importante y responsable de los productos de terruño y de la agricultura familiar.

A partir de mañana, les invitamos a descubrir el pabellón de Marruecos, que ha optado por recibirles en cuatro espacios temáticos, cuatro facetas del exuberante potencial del Reino.

 

El saludo, la bendición de Dios el Altísimo y sus gracias, sean con vosotros."

MAP 15/01/2015