22 °C Cloudy Rabat

Actividades Reales
Thursday 30 Mayo 2013

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en las 48 asambleas anuales del BAD

SM el Rey dirige un mensaje a los participantes en las 48 asambleas anuales del BAD

SM el Rey Mohammed VI ha dirigido un mensaje a los participantes en las 48 Asambleas anuales del Grupo del Banco Africano de Desarrollo (BAD), abiertas hoy jueves en Marrakech.

He aquí el texto íntegro del mensaje Real cuya lectura ha sido dada por Omar Kabbaj, Consejero de SM el Rey:

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros.

Señores Presidentes,

Señores Gobernadores,

Señor Presidente del Banco Africano de Desarrollo,

Excelencias,

Señoras y Señores,

Es un verdadero placer dirigirnos a los eminentes participantes en las Asambleas anuales del grupo del Banco Africano de Desarrollo para desearles la bienvenida en Marruecos, esta tierra acogedora y de encuentros.

Nuestra alegría es aún mayor por celebrarse estas Asambleas en Marraquech, destacado lugar histórico, símbolo de apertura y de fraternidad africana.

Como expresión de la elevada estima que guardamos hacia tal institución panafricana, Hemos querido colocar estas Asambleas bajo Nuestro Alto Patrocinio, empeñándonos en invitar a augustos Jefes de Estado africanos hermanos para honrar con su presencia la inauguración de los trabajos de este evento. 

En este sentido, África puede presumir de poseer importantes bazas. Nuestro Continente cuenta con un rico vivero humano, constituido por una población joven, de fuerte crecimiento y cada vez mejor formada. Igualmente, le caracteriza la abundancia de recursos naturales, especialmente los hidrocarburos y los minerales, además de amplias tierras fértiles e importantes recursos hídricos. Por último, nuestro Continente es rico por su potencial de desarrollo económico y social, traducido en términos de infraestructuras, industrialización y proyectos sociales, todas ellas obras estructurantes en curso de realización o lanzamiento.

 

Debido a tales razones, asistimos a un entusiasmo sin precedentes por África, que se presenta como una alternativa fuertemente atrayente en términos de partenariado y de crecimiento económico.

En el marco de esta configuración, el camino se presenta ahora allanado ante África para integrarse de manera permanente en el seno de un crecimiento inclusivo, bajo reserva de afrontar audazmente los grandes desafíos de nuestro Continente.    

En este sentido, las Asambleas del Banco Africano de Desarrollo constituyen la plataforma idónea para intercambiar y elaborar una Visión panafricana de desarrollo sostenido.  Por otra parte, queremos saludar la elección más que pertinente del tema central de vuestros debates, a saber "La transformación estructural de las economías africanas".

Esperamos que las recomendaciones que emanarán de estos debates desemboquen en la cristalización de una visión propia de futuro económico y social, capaz de reforzar la posición de los países africanos frente a sus socios, así como de generar un desarrollo en beneficio de sus ciudadanos.

A fin de materializar dicha visión, debemos eliminar las causas de los conflictos nacionales y regionales con miras a instaurar la paz en toda África, a la vez que hemos de emprender grandes obras estructurantes, susceptibles de optimizar la gestión y perennización de nuestros recursos, en beneficio del bienestar compartido de nuestros pueblos, en el marco de grandes grupos subregionales.

En este sentido, primero habría que llevar a cabo una política de industrialización bien orientada, fundada sobre las ventajas propias en términos de capital humano y materias primas, a fin de forjar pericias profesionales y posicionarse en toda la cadena productiva de valor, dejando de ser un mero proveedor de materias básicas. El éxito de esta política requiere el establecimiento de infraestructuras adaptadas que favorezcan la integración en el mapa de los intercambios regionales y mundiales.

En segundo lugar, es primordial garantizar la seguridad alimentaria para el conjunto de las poblaciones de nuestro Continente y reducir nuestra dependencia en este dominio, a través de la instauración de un mercado agrícola africano común.

Finalmente, conviene promover programas de ayuda y acompañamiento para reducir las desigualdades sociales y espaciales, buscando un crecimiento inclusivo y compartido.

El proyecto es, sin duda, ambicioso y complejo pero no deja de estar al alcance, si se da prueba de una fuerte voluntad política, una constante movilización y un compromiso ciudadano de los diferentes actores económicos, políticos y sociales.

La estrategia de largo plazo que el BAD acaba de adoptar, responde efectivamente al imperativo de reforzar el apoyo a los países africanos. Congratulándonos de tal iniciativa, estimamos que esta estrategia es susceptible de promover un crecimiento inclusivo así como facilitar una transición progresiva hacia la economía verde. La inclusividad y la sostenibilidad, erigidas por el BAD en prioridades absolutas, son las palancas fundamentales para toda transformación estructural efectiva de las economías africanas.  

En este marco, animamos al Banco a seguir aportando su inestimable apoyo a los sectores de infraestructuras así como a respaldar las reformas estructurales necesarias para la modernización y transformación de nuestras economías.

Asimismo, le invitamos a reforzar su apoyo a las actividades del sector privado a fin de que pueda disponer de los medios necesarios para desempeñar el papel que le corresponde en tanto que propulsor del crecimiento africano, incluyendo la incentivación de los partenariados público-privado.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Marruecos ha emprendido, bajo Nuestra impulsión, una política voluntarista en los sectores industriales orientados hacia la exportación. Esta opción se ha traducido en la realización de grandes proyectos de inversión con socios internacionales, en sectores prometedores como el de la aeronáutica y la automoción.

En este sentido, queremos expresar nuestros agradecimientos al BAD por la confianza que siempre ha depositado en nuestro país, haciendo del mismo su primer socio. Las intervenciones del Banco en Marruecos se conforman completamente con las prioridades de la política de desarrollo del país. Consideramos que la destacada continuidad de nuestra cooperación es la prueba de la confianza absoluta del Banco en la pertinencia de Nuestras opciones y en la calidad de la puesta en marcha de Nuestros proyectos y Nuestras reformas.  Asimismo, conviene ver en esta continuidad un testimonio de la confianza que Marruecos deposita en el Banco en tanto que aliado estratégico, sólido y fiable para el desarrollo económico y social de nuestro país.

El BAD ha aportado una contribución substancial a nuestros proyectos económicos de construcción de infraestructuras, refuerzo de las capacidades de producción y puesta en marcha de las reformas fundamentales en el dominio de los transportes, del sector financiero y de la reforma administrativa. De igual modo, nos ha apoyado en la realización de grandes proyectos de cohesión social y reducción de desigualdades, proporcionando una contribución para la creación de programas de cobertura médica así como para la mejora del abastecimiento en agua potable, saneamiento y electrificación rural. Tales proyectos responden a los objetivos de la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, que Hemos lanzado en 2005, y que ha permitido la integración de poblaciones en situaciones de vulnerabilidad.

El Banco también acompaña a Marruecos en sus proyectos vanguardistas de economía verde, a través de la financiación de inversiones en materia de energía eólica y solar, y en el marco del Plan Marruecos Verde, con objeto de reducir la dependencia energética y alimentaria del Reino.

Nuestras inmensas ambiciones respecto a Nuestro pueblo se hallan indisociables de los nobles objetivos que esperamos realizar para todo nuestro Continente. La visita que efectuamos a tres países africanos del Oeste y de África central, en marzo pasado, refleja el interés particular que otorgamos al afianzamiento de las relaciones de cooperación y de partenariados público-privado con los países africanos hermanos, a la vez que pone de manifiesto nuestra firme determinación de alcanzar una integración regional más avanzada, capaz de garantizar la prosperidad y el resplandor africanos.

En este sentido, la internacionalización del sector bancario marroquí en África constituye un modelo exitoso de las posibilidades de partenariado regional, que  puede intensificarse a través del desarrollo de Casablanca Finance City, que aspira a ser una plaza financiera de primer plano, en tanto que puente entre la oferta internacional de financiación y la demanda nacional y regional. Este afianzamiento en el dominio financiero constituirá una baza esencial para ampliar la cooperación existente entre Marruecos y sus países hermanos en dominios tan diversos como las telecomunicaciones, las infraestructuras, la vivienda, las minas o la formación, sin olvidar la posibilidad de abrir dicha cooperación sobre nuevos sectores de futuro.

Excelencias,

Señoras y Señores,

El grupo de la BAD no habría realizado estos logros sin el apoyo incondicional de sus accionarios y donantes del Fondo africano de desarrollo. Felicitándonos de la constancia de este apoyo, queremos lanzar un llamamiento a todos los países contribuyentes para que la próxima reconstitución del Fondo africano de desarrollo sea un éxito, a fin de dotar al Banco de los medios susceptibles de consolidar las múltiples acciones que lleva a cabo con gran éxito, especialmente en los países de bajos ingresos.

Por otra parte, Nos es grato expresar nuestras calurosas felicitaciones al Consejo de administración del grupo del Banco Africano de Desarrollo, a su Presidente y al conjunto de su personal por los resultados sumamente alentadores realizados por esta institución, a pesar de una coyuntura internacional y regional difícil. Les animamos a perseverar sobre esta vía puesto que África, ahora más que nunca, necesita una institución financieramente sólida y digna de credibilidad, capaz de aportar su apoyo, en todo momento, a los países beneficiarios, adaptándose a las necesidades evolutivas y variantes de un país a otro.  En este marco, la continuación y profundización de la política de descentralización de las actividades del Banco, revisten una importancia capital en el sentido de acercaros aún más a las realidades y expectativas de las poblaciones meta.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Al daros nuevamente la bienvenida, expresamos Nuestro deseo de pleno éxito a vuestros trabajos que aportarán, sin duda alguna, una importante contribución a la edificación del África del futuro.

El saludo, la bendición de Dios el Altísimo y sus gracias, sean con vosotros".