22 °C Partly cloudy Rabat

Discursos Reales

SM el Rey dirige un mensaje al quinto Foro Crans Montana de Dajla

Su Majestad el Rey Mohammed VI dirigió un mensaje a los participantes en la quinta edición del Foro Crans Montana de Dajla, cuyos trabajos comenzaron, hoy sábado, sobre el tema "La construcción de un África potente y moderna al servicio de su juventud"

He aquí el texto íntegro del mensaje Real, leído por el presidente de la región de Dajla-Ued Eddahab, Khattat Ynja:

"Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor enviado de Dios, su familia y compañeros

Excelencias,

Señoras y Señores,

Es para mí un placer dirigirme a los participantes en la 5ª edición del Foro Crans Montana de Dajla, colocado bajo el lema de "La construcción de un África potente y moderna al servicio de su juventud"; un tema que seguramente va a acaparar el interés de todos los actores, tanto institucionales como privados, incluso más allá de nuestro continente.

La nueva edición, a la que deseamos pleno éxito, refleja el anclaje sostenible del Foro celebrado en Dajla, que desde hace 5 años, se ha erigido en cita importante de reflexión y búsqueda de respuestas concretas e innovadoras al desarrollo socio-económico sostenible.

Efectivamente, esta instancia constituye un foro, un centro que reúne a participantes procedentes de diferentes horizontes y de todos los rincones del planeta; un centro que recibe a intervinientes de alto nivel, movilizados en torno a temas relacionados no sólo con África, sino que también conciernen a todos los continentes, gracias a la aparición de ideas, sinergias y oportunidades de cooperación.

He aquí una oportunidad que nos permite felicitar a todos los equipos movilizados para que este importante encuentro sea realmente un éxito. En este sentido, queremos expresar nuestros agradecimientos de modo particular, al Presidente del Foro Crans Montana, D. Jean-Paul Carteron, que con su dinamismo y espíritu de iniciativa, logra federar y convencer.

Así pues, en pocos años, la ciudad de Dajla ha podido alcanzar un radiante resplandor en tanto que centro de reuniones y encrucijada de diálogo. La riqueza con la que es agraciada esta hermosa ciudad, impregnada de convivialidad y hospitalidad, viene a simbolizar un África capaz de estar en sintonía con los estándares internacionales.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Es posible que nuestro continente sea objeto de muchas promesas; y es, desde luego, el de todas las esperanzas, sobre todo al hallarse en el centro del tablero mundial. En este sentido, afrontar los retos de África supone interactuar con los desafíos geoestratégicos internacionales y los cambios en curso. Este es el momento de África, este debe ser el siglo de África.

La fuerte vitalidad demográfica del continente, que posee la población más joven de la tierra, explica esta profunda convicción.

La aceleración de la transición demográfica nos interpela para lanzar importantes obras de desarrollo, capaces de transformar la realidad del continente, especialmente en las áreas de la educación, la sanidad, la agricultura, las infraestructuras o incluso la lucha contra la pobreza.

Son todos ellos retos que África debe afrontar para garantizar su emergencia.

Actualmente, la edad media en África es de 19 años. Esta joven generación es la que va a construir el África del mañana; esta juventud va a contribuir a la paz, a la estabilidad y al desarrollo socioeconómico del continente.

Pero nuestra juventud necesita ser apoyada, formada, responsabilizada y, sobre todo, valorada. Hay que formarla para hacer del potencial económico de hoy la realidad del mañana. El fracaso en este dominio, podría suponer un terrible desastre para el continente y también para otras regiones.

La peligrosa salida de una parte de nuestra juventud en busca de un futuro bajo otros horizontes, no debe ser una fatalidad, y mucho menos la imagen de un África fracasada.

Nuestro interés común está en trabajar para hallar respuestas pertinentes y adaptadas, a fin de permitir a nuestros jóvenes hallar su futuro en África y para África.

Excelencias,

Señoras y Señores,

El Reino de Marruecos es consciente de que África tiene mucho que ofrecer y dispone de todas las capacidades y ventajas para progresar, así como para comprometerse con audacia y determinación, aportando profundas transformaciones. Así pues, el continente avanza y su emergencia se perfila como una realidad palpable.

África ha optado por la apertura, rechazando llanamente la lógica de la depredación y explotación de sus riquezas, al tiempo que ha conservado los valores de compartir y de solidaridad que caracterizan sus ancestrales culturas.

El compromiso de Marruecos para con África y a favor de una activa cooperación Sur-Sur, no es el resultado de circunstancias o intereses estrechos. En efecto, desde Nuestra entronización, nunca dejamos de abogar por una solidaridad activa, fraternal y mutuamente beneficiosa, porque consideramos que la oportunidad que África nos brinda, es un deber y una responsabilidad hacia nuestro continente.

En el año 2000, decidimos cancelar todas las deudas que los Países Menos Avanzados del continente tenían contraídas con Marruecos, al tiempo que fueron tomadas medidas de facilitación para las importaciones procedentes de estos países.

Ello ha sido reflejado en un incremento de las exportaciones africanas hacia el mercado marroquí. He aquí una acción con la que el Reino ha querido dejar clara constancia de su responsabilidad y deber de inscribir la cooperación en una lógica de mutuo beneficio.

Impulsado por esta responsabilidad, Marruecos ha escogido la apertura, la solidaridad y la mano tendida al conjunto de sus homólogos africanos, promoviendo y apoyando la paz, la estabilidad y la seguridad en África.

Estamos convencidos de que en esto residen las condiciones fundamentales para la elaboración y el éxito de las políticas económicas y sociales que garantizarán a las poblaciones africanas una vida digna y mejor.

En nombre de esta misma convicción, el Reino quiere trabajar con sus hermanos africanos, y con sus amigos y socios, para hacer del continente una tierra del futuro. He aquí el espíritu que anima nuestra acción, especialmente desde que Marruecos se incorporó a su familia institucional africana.

Así pues, nos corresponde poner a África sobre la vía del progreso y la emancipación, aportándole toda la fuerza necesaria para alcanzar el lugar que legítimamente le corresponde en la escena internacional.

Nos incumbe igualmente hacer todo lo posible para movilizar a los actores y fuerzas vivas que construirán esta comunidad de destino, favoreciendo la emergencia efectiva de África.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Nuestra época conoce perturbaciones sin precedentes. La transición demográfica, la conversión ecológica, la revolución digital y la movilidad, constituyen los principales impulsores de estos cambios.

Debemos adaptarnos a estas nuevas realidades y desarrollar nuestras políticas en beneficio de nuestros pueblos y del futuro de nuestra juventud.

En este sentido, el presente Foro constituye uno de los espacios de reflexión e intercambio que permiten, dentro de la actual coyuntura internacional, captar las líneas de fuerza, los puntos de vigilancia y los temas de debate.

Esperamos que las recomendaciones que serán adoptadas al término de esta reunión, permitan identificar nuevas formas de cooperación e innovadoras sinergias que guiarán a los líderes políticos y decisores económicos en esta labor a favor de África.

Felicitándoles nuevamente por esta iniciativa y compromiso constante, queremos darles la bienvenida en el Reino de Marruecos, deseándoles una feliz estancia en Dajla y todo el éxito en sus trabajos.

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh".

MAP: 16 Marzo 2019